Noticias

Finalistas del Premio Europeo de las Microfinanzas 2019

“Fortalecimiento de la resiliencia ante el cambio climático”

  • Las tres instituciones finalistas representan un abanico de enfoques destinados a fortalecer la resiliencia de las poblaciones vulnerables ante el cambio climático.
  • APA, de Kenia, ha sido seleccionada por su programa de seguros de ganado y producción basados en índices.
  • ASKI , de Filipinas, ha sido seleccionada por su iniciativa de preparación ante catástrofes.
  • Financiera Fondo de Desarrollo Local (FDL), de Nicaragua, ha sido seleccionada por su programa multiobjetivo “Microfinanzas Verdes Plus”.
  • Un Jurado de Alto Nivel evaluará a las tres finalistas y designará la institución ganadora, que se anunciará en una ceremonia que se celebrará en el Banco Europeo de Inversiones, en Luxemburgo, el próximo 21 de noviembre de 2019.
  • Se concederá un premio de €100.000 a la institución ganadora y de €10.000 a las finalistas.
  • La publicación de la e-MFP The European Dialogue, que verá la luz en abril de 2020, recogerá un perfil de las tres finalistas y las siete semifinalistas.

23 de septiembre de 2019

Luxemburgo

El 19 de septiembre, el Comité de Selección del Premio Europeo de las Microfinanzas 2019 “Fortalecimiento de la Resiliencia ante el Cambio Climático” designó a las tres instituciones finalistas que competirán por el premio de €100.000: APA, ASKI y FDL. A través de iniciativas destinadas a fortalecer la resiliencia de las poblaciones vulnerables ante el cambio climático, estas excepcionales organizaciones han dado sobradas muestras de innovación y dinamismo en un ámbito indudablemente crucial de la inclusión financiera.

El tema de la presente edición no podría ser más oportuno. Los eventos extremos – sequías, inundaciones, tormentas, temperaturas altamente fluctuantes y demás cambios climáticos— se producen con una frecuencia e intensidad cada vez mayores, incrementando así los riesgos para la salud, los medios de vida, la seguridad alimentaria, el suministro de agua, el crecimiento económico y los derechos humanos. Los colectivos pobres de los países en desarrollo son los más damnificados por el cambio climático y, de acuerdo con los datos del

ND-GAIN Country Index, los países de los que emanan las candidaturas seleccionadas son, de lejos, los más susceptibles y menos preparados para enfrentarse al cambio climático, lo cual viene a demostrar que el Premio está logrando atraer candidaturas de proveedores de servicios financieros que atienden a los colectivos más necesitados de ayuda.

El sector de la inclusión financiera tiene un papel fundamental y crítico que desempeñar en el fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades vulnerables a los efectos del cambio climático. Este papel puede incluir la concesión de préstamos para invertir en técnicas de regadío, semillas resistentes a la sequía u otras soluciones de índole adaptativa; la oferta de pólizas de seguro que contribuyan a una mayor resiliencia ante los shocks; el uso de servicios de remesas y transferencias para canalizar ayuda nada más producirse las catástrofes naturales relacionadas con el clima; o facilitar la planificación financiera a largo plazo de los clientes, por ejemplo a través de productos de ahorro, para ayudarles a emprender actividades económicas más adaptables.

Los servicios financieros destinados a incrementar la resiliencia pueden complementarse con productos y servicios no financieros con los que colmar posibles lagunas en términos de capacidad. Esto puede implicar labores de sensibilización y comprensión de los riesgos climáticos a través de asistencia técnica y formación; la promoción de normas o estándares de construcción que aumenten la resiliencia en caso de inundaciones y fuertes vientos; y la incorporación de evaluaciones de riesgos climáticos y previsiones de eventos meteorológicos extremos en la planificación institucional, ayudando después a los clientes a utilizar los datos en sus actividades económicas. Todos estos enfoques permiten reforzar el nivel de preparación ante futuros shocks, de manera que los clientes pueden gestionar estos eventos sin tener que recurrir a estrategias costosas, como asumir niveles insostenibles de deuda o vender activos productivos.

Desde mediados de marzo, cuando el Premio atrajo candidaturas de 41 organizaciones procedentes de 27 países, ha tenido lugar un riguroso proceso de evaluación en múltiples fases que culminó con la reunión del Comité de Selección compuesto por 18 expertos, entre ellos miembros de la Plataforma Europea de las Microfinanzas (e-MFP), el Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo y la Inclusive Finance Network Luxembourg (InFiNe.lu). Este Comité ha seleccionado a APA, ASKI y FDL como las tres instituciones finalistas del Premio.

  • APA es una compañía de seguros de Kenia que ofrece seguros basados en índices fundamentalmente a pequeños productores y productores de subsistencia. El sector de la agricultura y la ganadería es la principal fuente de subsistencia de gran parte de la población keniata. Sin embargo, el cambio climático les está afectando en gran medida debido a su baja resiliencia y a su dependencia de la agricultura de secano, especialmente a través de sequías e inundaciones cada vez más frecuentes y patrones de precipitaciones cambiantes. APA ha dado respuesta a estos fenómenos con dos productos: un seguro de ganado (IBLI) y un seguro de producción por área (AYII), ambos basados en índices. El seguro IBLI protege a los ganaderos contra el deterioro del forraje (que pastan los animales) debido a la sequía, que causa la muerte del ganado. Por otro lado, AYII asegura a los productores frente a posibles daños a los cultivos asegurados ocasionados por precipitaciones excesivas, inundaciones, heladas, granizo, olas de calor excesivo, vendavales, plagas y enfermedades incontrolables y sequías, y los indemniza cuando la producción media de su área o zona cae por debajo de un nivel determinado, independientemente de la producción real de la explotación de cada cliente.
  • ASKI es una IMF filipina que aumenta la resiliencia de los clientes ante el cambio climático al incidir en la preparación ante catástrofes a nivel institucional y comunitario. Además de sufrir terremotos, erupciones volcánicas y tsunamis cada vez más frecuentes, Filipinas se ve significativamente afectada por el cambio climático, como avala la creciente frecuencia y severidad de los tifones, temperaturas cada vez más elevadas, la subida del nivel del mar, las inundaciones y los corrimientos de tierras. Como consecuencia, muchos de los clientes de ASKI han experimentado daños severos en su producción o activos, si no la pérdida total de los mismos, llevándoles a la bancarrota o a la mora. ASKI ha mejorado la preparación ante las catástrofes de múltiples formas, a saber, mediante la creación de un equipo de Reducción de Riesgos de Catástrofes; la publicación de un manual de Reducción de Riesgos de Catástrofes y Planificación de Continuidad de Negocio para IMF; la constitución de un fondo de resiliencia con ahorros de clientes destinados específicamente a la ayuda y recuperación en caso de catástrofes; la concesión de préstamos para la rehabilitación y préstamos puente para clientes altamente afectados, con periodos de gracia y tipos de interés y comisiones más bajas; y la oferta de productos de microseguros destinados a mitigar riesgos.
  • Financiera Fondo de Desarrollo Local (FDL) es una IMF nicaragüense que ha respondido a las consecuencias del cambio climático a través de intervenciones locales destinadas a incrementar no solo la resiliencia de los clientes, sino también del ecosistema. El cambio climático afecta de manera particular al sector agrícola debido a los ciclos irregulares de sequías e inundaciones, temperaturas cada vez más extremas y principios de desertificación, incidiendo negativamente en la producción y la capacidad de los agricultores para pagar. El programa “Microfinanzas Verdes Plus” de FDL reduce los costes transaccionales, combina asistencia técnica con pagos por servicios ecológicos y préstamos adaptados para sistemas de captación de agua e irrigación, e incorpora modelos silvipastoriles y agroforestales para intensificar la producción ganadera basada en procesos naturales sostenibles e integrados, lo cual incluye la mejora de los pastos, la gestión y diversificación de las semillas y la conservación de los suelos. Para lograr lo anterior, FDL ofrece tres productos: préstamos para microfinanzas verdes en las tierras altas de cultivo de café y cacao; préstamos para el “Corredor Seco” destinados a fomentar las prácticas de mitigación y adaptación; y préstamos para actividades de diversificación de ingresos relacionadas con la agrosilvicultura.

Tras el anuncio de las tres finalistas, la Ministra de Cooperación para el Desarrollo y Asuntos Humanitarios de Luxemburgo, Dña. Paulette Lenert, manifestó: “Si pensamos en las diez últimas ediciones del Premio Europeo de las Microfinanzas, posiblemente no ha habido edición tan relevante y urgente como la actual. El cambio climático afectará a cada vez más personas en todo el mundo, pero son los colectivos pobres de los países de rentas bajas quienes muestran una mayor vulnerabilidad y requieren, por tanto, un mayor fortalecimiento de la resiliencia. Nos llena de satisfacción constatar la existencia de este apasionante y rico abanico de iniciativas, de manera particular las aportadas por las tres fantásticas finalistas, que predican con el ejemplo en esta tarea sin duda crucial”.

La institución ganadora será seleccionada entre las tres finalistas por un Jurado de Alto Nivel y anunciada el próximo 21 de noviembre de 2019 durante una ceremonia que se celebrará en el Banco Europeo de Inversiones de Luxemburgo coincidiendo con la Semana Europea de las Microfinanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *